Ir al contenido principal

Entradas

La moneda

El macho-man que "manda en casa" pero pide permiso para salir a su mujer.
El rompe-corazones que coge todos los días con una distinta pero se lanza de un edificio a los 44 por no encontrar el amor.
La feminista que lucha por igualdad de género pero deja al marido por que no puede ser el pilar económico de su casa.

Vernos y voltear la mirada y fingir que nuestros ojos no se comen a besos las piernas del otro.
Estar siempre acompañados y sentirnos tan solos.
Irse a fiestas como jóvenes y tener sueño a la 1.

El doctor del seguro social que te receta algo mas que no sea paracetamol.
El corazón roto pero sonriente que perdona a la que lo rompió sin siquiera despeinarse.
La prostituta que de un día para otro cambia de oficio por uno menos arriesgado.

Decirme que soy el mejor esposo y cambiar la historia dos noches después para pedirme que me vaya.
Decirte que voy a estar bien sin ti y estarme hundiendo por haber roto lo único bueno que he conseguido en la vida.
No decirnos nada al…
Entradas recientes

De cumpleaños y esas cosas

Los cumpleaños son, para mi, un suceso digno de trauma. Esto se debe a que según van pasando los años me quedo mas solo.

Demostrado está en el hecho de que, cuando era joven y guapo, me llovían llamadas de felicitación a partir de las 12 de la noche. Llovían. Y nunca entendí eso de las 12 de la noche si yo nací a las 6:25 de la mañana pero en fin, es tu día y el día para los listillos empieza a las 12. En mi último cumpleaños me llamaron mi ex, Alan y mi mamá para decirme algo de viajar a CDMX. No juntos. Alan me llamó para felicitarme, Mónica para quedar y llevarme a Damián y mi mamá para lo del viaje... en fin que, como explicaba, es terrible darte cuenta de esto.

En el lado amable de las cosas, conforme pasan los años también me doy cuenta de que aquello que yo solía llamar “la depresión del mes antes de mi cumpleaños auspiciada por la sensación de ir perdiendo importancia para el resto del mundo” se ha ido reduciendo significativamente, de un mes a 3 semanas, 2 semanas, 1 semana; …

21 DE NOVIEMBRE DE 2012

Ahora que ya te vas

¿Te vas ya, mi amor?
¿Así de pronto?
Muy bien... no, no hay nada por que sentirse mal o hacer dramas. Me cagan las despedidas, evitatelas y guarda también las explicaciones. 
No voy a sufrirte o ponerme a llorar o decir cosas que te hagan quedarte.
Se las reglas del juego por que yo mismo me las puse, no te preocupes.
Si, tal vez ponga algún comentario que se acerque a ti, pero nada te tocara fielmente de nuevo.
Es por demás... si siempre has sido mi "Niña Mala" de Vargas Llosa, no tengo un solo reproche.
Ni groserías, ni chantajes emocionales, ni lagrimas. Sonrisas si. Muchas. Recuerdos tal vez. Unos cuantos. Te vas ¿verdad?
Sera la ultima vez. He aprendido a romper los candados que me atan a alguien últimamente. Creo que estaba practicando para cuando te decidieras.
En fin... una buena experiencia de nuevo. ¿Te vas ya? gracias por todo.

Y yo que solo quería un poquito de atención

De cuando en cuando. Por las mañanas. O que te quedaras a dormir un par de veces al mes. Y leer cada esquinita de tu universo. Y contarte los besos. Y lamerte las plantas de los pies hasta dejarlas bien limpias para que de dónde vienes no fuera un impedimento. O a lo mejor que me convidaras de tu desequilibrio mental y hacernos un drama cada par de meses para abandonarnos cada par de años e irremediablemente volver a encontrarnos y decirnos que nos amábamos sin haber dicho más cosa que un “como estuvo tu día?”. Y resulta que hoy, que me robas la almohada en mitad de la noche y me pateas dormida. Hoy que ya no brincas si toso. Hoy después de tanto en tan corto tiempo, tener tu atención puede esperar por que sé que veo tu luz alumbrando a mi réplica en miniatura por su camino y yo me alegro de ser el poste que sostiene esa luz y crece al mismo tiempo de ella. Sin escribirte tal vez hubiera cumplido esos sueños de juventud de morirme solo, joven, nublado y entumecido. Gracias por salvar…

La contestación que nunca grabé

Alguna vez hace algunos años un viejo amigo, muy enojado, grabó una rola donde me tiraba mierda:
exactamente de 1:30 a 2:11 habla de mi.

Mi primera reacción era como enojarme y grabar una rola contestándole o, por lo menos, unos segundos pero luego no quise.
Total que, luego de mucho tiempo me topé eso y ¡que va! lo comparto:

Claro que sabes que yo siempre hablaba mierda,
claro que sabes que yo siempre fui una verga,
y te gustaba, ¿verdad?
no me vengas con que no, si yo te enseñé a rapear,
a mi me calcabas flows y te copiaste hasta mis juegos de palabras,
querías hacer el coro de mis temas ¿y ahora hablas?
el siguiente golpe te dolió, ¿no?
dejaste de rapear cuando te hicieron pagar por grabar.
Y es que no estabas taaaaan mal,
solo que te fuiste lentamente de la realidad,
¿pensabas que no te iba contestar?
yo también lo pensé pero te tengo que callar.

Y pues nada, solo acordándome de eso, le dedico estas fotitos:












Y este videito donde salgo abriéndole el show a Limp Bizkit:

Recuerdos de mi tumblr

La vida está en la calle

En México no hay “departamento de justicia”. En México no hay ni justicia por si misma. En México la justicia está en la propia mano y hay que ir a sacarsela al puerco de las entrañas.
En México hay protestas. Grandes y chicas. Los muy pocos hacen su parte. Los muy muchos no hacen nada. O, bueno, lo hacen en la computadora o la televisión. O cuando hay alguna recompensa de por medio.
Yo no me jacto de ser un revolucionario. Yo no estoy cambiando nada. Pero trato de hacer mi parte. “¿Cómo?” me preguntan, “¿qué haces tu para hablar de ‘hacer tu parte’?” me reclaman. Yo digo la verdad en mis canciones. Yo hablo con la verdad en mi vida. Vivo mi día como si mi esposa y mis padres estuvieran al lado viendome y escuchandome. Yo no le ofrezco mordida al puerco que me para en la calle. Yo me guardo mis basuras en la bolsa y las tiro al llegar a casa. Yo no le creo a nadie su verdad absoluta. Yo me compro las verdades que creo que son mejores y me quedo con las partes de cada una…