17 de agosto de 2008

acostado en tu pecho

Hay demasiado ruido afuera como para dudar que aqui adentro somos tan silenciosos como una lampara, como las paredes, incluso igual de callados que el televisor apagado.

Enciendeme, enseñame, lastimame, retuerceme, besame, usame, abrazame, lameme, limpiame...
Estoy harto de hacermelo yo mismo.

Hay demasiada luz afuera como para dudar que aqui adentro somos tan oscuros como un closet, como los cajones, incluso igual de apagados que el televisor callado.

Es domingo, Dios descansa hoy, hoy no le creas nada...
Publicar un comentario