31 de octubre de 2008

Lo atroz de la pasion es cuando pasa,
cuando al punto final de los finales, no le siguen dos puntos suspensivos.
Publicar un comentario