1 de diciembre de 2008

El niño interior

Murio...
















Porque lo olvide...
















Y cuando me acorde de el, tenia rigor mortis...
Publicar un comentario