9 de marzo de 2009

En el calor de la platica mis palabras mejoraron y se volvieron algo asi como brazos de metal aplastando todo a su paso.
Me arme con retorica, cantinfleo, mascaras de gas hechas de verbos bordados con hilo de plata...

Bien hecho, Santo!
Publicar un comentario