23 de abril de 2009

POR QUE NO ME HAS LLAMADO?

x: La verdad muero por salir contigo, me pongo a pensar en ti y automaticamente sufro.
y: Sufres?
x: Si, sufro... Sufro de elecciones, de erecciones, de alucinaciones y a veces de visiones.
y: Pero como es..?
x: Pues, agradable, creo.
y: Crees?
x: Bueno, no puedo decir que lo es o que no lo es, porque, muy a mi pesar, al momento de imaginarte... De verte totalmente desnuda sobre mi, con esa cara de placer, con tus pechos brincando, con tus gritos entre dolor y gusto y la comisura de tus nalgas sudando sobre mis piernas... Simplemente no puedo dejar de pensar en tu boca.
y: Que tiene mi boca?
x: Tu boca pregunta demasiado... No entiende que el unico sonido que debe salir de ella es un gemido, si acaso una invitacion a penetrar mas hondo o a cambiar de posicion para lograrlo.
y: Y que es eso que pregunta?
x: TODO! Nuestras conversaciones son preguntas que respondo o dudas sobre algo que digo. Pero eso no es lo frustrante, el problema llega cuando en medio de la sesion de sexo mas animal, despiadado, delicioso e inolvidable que hayas tenido, preguntas "por que no me has llamado?"

En el momento que esa pregunta retumba por mi oreja y le hace un knock out a Eustaquio... Te levantas, te despegas, te pones tu ropa, te llevas tu sudor y todos tus fluidos y te vas. Y yo me quedo ahi tendido, con un orgasmo mental y una eyaculacion fisica, pero ninguno de los dos juntos. Cada uno a su tiempo, cada uno en el lugar del otro.
Publicar un comentario