2 de junio de 2009

El guion.

ACTO SEGUNDO:

"Monologo"

PERSONAJES:
HOMBRE

El HOMBRE sale del bar tambaleandose, tropieza con sillas y mesas, golpea a alguno que aun como el sigue ahi. Al cruzar la puerta, con movimiento libre por el escenario, mira al cielo, sonrie con un tanto de cinismo y balbusea un par de palabras apenas perceptibles. Da dos pasos en silencio, se detiene y entonces camina hacia el publico. Suena 'I Know' de Jude como musica de fondo.

HOMBRE: He de confesar que lo hago por el bien de otros... Lo de beber, digo. Si yo tomo mas alcohol, menos sera el que tome el resto del mundo, aunque siempre hay mas.
Mi nombre? (dirigiendose al publico como si alguien le preguntara). Mi nombre, señorita, es lo de menos. Porque no lo recuerdo, es mas, con decirle que no se si alguna vez tuve otro que no fuera 'Pingüi' porque ella asi me llamaba.
Contaban por ahi que el Pingüino es el unico animal que elige su pareja una vez en la vida y para siempre se queda con ella. (Sonrie y con la voz quebrandose por la melancolia, continua).
Y ella me habia elegido, pero no conto con las vueltas que da la vida y las tentaciones que te pone en frente. Y la tentacion me la robo. (Se acerca aun mas y elige a alguien de entre el publico para preguntarle). A usted le han engañado? (Antes de que conteste le hace callar). Sht! Sht! No! Espere...
Tenga en cuenta que engañar no es besar o fajar con otro, ni coger, ni esas cosas carnales, no! Engañar es dar el corazon cuando esta vacio, entregar solo la mitad del alma y decir que es todo lo que se tiene, decir que se esta luchando por algo, cuando la lucha es por otra cosa totalmente distinta. Esas cosas son las que provocan el odio.
(Se sienta en la banqueta y con voz queda)
Odio... Odio... Obvio el odio... Odio al odio... Odio... Que va! (Pide un cigarro al publico y lo enciende, le da una fumada)
Que fuerte palabra el odio... (Subiendo cada vez mas el tono de la voz hasta terminar gritando al final). Y hablo de esto porque se, porque tengo razon y derecho! Porque me han odiado y he odiado en modos inimaginables. (Suaviza la voz, el tono es dulce). Le odio... Le odio con el alma, con las tripas, con el corazon, con la mano con la que la tomaba para caminar, con el dedo que le quitaba el fleco de la frente! Le odio con cada rincon de mi cuerpo que beso con sus labios llenos de mentira, de engaño...
LE ODIO CON TODO EL AMOR QUE ME LLENO ALGUNA VEZ! (Se tira en la banqueta de espaldas)

Cierra el telon.
Publicar un comentario