12 de junio de 2009

Tlacaelel

"El inusitado estado de animo en Tlacaelel obedecia a que este habia considerado siempre que Ciltlamina y el constituian en realidad un solo ser, y que el hecho de que actuasen a traves de cuerpos fisicos diferentes, obedecia unicamente a una expresion mas de la ley de dualidad que rige todo lo creado, pero que ello no modificaba en nada el hecho de que ambos formaban una sola entidad espiritual."


-Antonio Velazco Piña
Publicar un comentario