8 de julio de 2009

Experimento 2. Fase 2

Prestame tu mano, tu cintura.
Te presto mi cuello.
Separa un poco tus piernas; asi...
Golpea tu cadera hacia adelante, voy a juntarte un poco hacia mi.
Tus uñas en mi cuello son buena señal.
Espera a que empiece la musica...
Tu sudor en mi camisa, mi sudor en tu pecho.
Nuestros labios rozandose.
Eres demasiado sexy; no puedo creer que esto este pasando.
Se que no es la primera vez que lo haces. Tampoco es la mia.
Te lastime? Disculpa, perdi el ritmo y quise alcanzarte en vez de interrumpirte.
Me acaricias, te acaricio. De forma tan sutil.
Yo tampoco soy muy bueno, no te disculpes.
Tampoco tengo mucha experiencia, tranquila.
Dios, tus ojos... Son hermosos.
Tu cintura, con el vaiven de este ritmo, se ve tan bien con mis dedos encima.
Esa cancion me gusta. Podria cantartela, pero podria perder la concentracion y el ritmo de nuevo.
Lo siento tanto, no acostumbro bailar frecuentemente.
Pero sigamos, el ambiente, la cancion, tus ojos, este ritmo, tu, todo me gusta tanto...
Sigue bailando.
No quiero sentarme aun.
Publicar un comentario