11 de julio de 2009

La verdad

La soledad es la condena por mis actos.
No estoy contento con lo que estoy haciendo, quizas porque cabe la posibilidad de estarme hundiendo en vez de ver hacia afuera.
Hay mil lugares a los cuales girar la cabeza y dirigir la mirada y precisamente la giro hacia los lugares en los que se reservan el derecho de admision.
Es decir, a los lugares a los que una persona como yo, pocas veces logra tener acceso.

No es comodo llegar a un lugar a las 9 de la mañana, esperar hasta las 4 de la tarde a alguien, cagarla y despues sentirte incomodo y salir corriendo porque no sabes que hacer para volver a sentirte agusto... A esto sumemosle la presencia de alguien a quien al parecer no le caes muy bien, que de por si, ya es incomodo.

Pero bueno... That's what I get.

I'm convinced it's my punishment.
Publicar un comentario