17 de julio de 2009

Lukas Jessen-Petersen

I
Solo existia aquella mujer de ojos grises, que decia cosas poco interesantes e inutiles, capaces de dejarme alli el resto de mi vida.

II
Mas tarde supe que ella era asi con todo el mundo; sin embargo, aquel dia, me senti el mas especial de todos los hombres sobre la faz de la tierra.

-Paulo Coehlo; La Bruja de Portobello
Publicar un comentario