17 de septiembre de 2009

Mas experimentos

Hice un pequeño experimento con el post 04/05/09.
Le pedi a 3 lectoras de mi blog y a 2 que lo habian leido un par de veces, que leyeran el texto con mucha atencion y despues contestaran unas simples preguntas.

El resultado:
Te lo imaginaste?
A: Si.
B: Mucho.
C: Si.
D: Mucho.
E: No.
Como si te lo hicieran o como si lo vieras?
A: Viendo.
B: Un poco las dos.
C: Revivi algunas cosas, otras como si lo hicera.
D: Como si me lo hicieran y lo hiciera.
Te provoco algo?
A: Me excito.
B: Me excito mucho.
C: Me excito.
D: Me excito y se me antojo.
E: Asco, poquito asco.
Te provoco masturbarte?
A: Si (no lo hizo).
B: Si (no lo hizo).
C: Si... Creo que lo hice.
D: No, asi que chiste tiene?

Les agradezco su ayuda a las que participaron -me reservo nombres- y al par de personitas mas que lo leyeron; una se asusto muchisimo, a la otra al parecer le fue indiferente, ellas lo leyeron por su cuenta.
La velocidad, lo explicito y obsceno que intente plasmar a las imagenes, fue con la intencion de desconcertar, ya que yo no escribo asi normalmente, pero el giro que le di al final, fue para regresar al lector a casa, a mi forma clasica, a mi romanticismo.

A fin de cuentas, una de mis metas como escritor esta alcanzada: provocar sensaciones fuertes, ya sea excitacion, asco, ganas de sexo, antojo, masturbacion.
Supongo que ha madurado mi escritura y es algo que queria reconocerme:
Felicidades, Alfredo!
Publicar un comentario