12 de septiembre de 2009

Ojos

ADVERTENCIA: PORNO. SEXO ESCRITO. FLUIDOS LITERALES

Casi siempre que alguien habla de "tener una aventura con alguien" se refiere a un enamoramiento pasajero, unos besos, algo de sexo y tal vez un par de citas.
Mi aventura fue muy diferente de ese concepto. Estando en mi exilio voluntario en Vallarta, conoci a LA mujer; si no la ideal, le pega de cerca. Tuve tanto y tan poco que ver con ella...

Para que se entienda:
Supo ser amiga, de esas que ni tu vida, ni la suya son iguales si no esta; tiene un corazon enorme, capaz de querer -y demostrarlo- por encima de tus defectos o virtudes, solo por ser tu; una mirada transparente, con fuerza, dulce y tierna, entregada, con caracter; fue derecha, honesta, no dejo que hubiera barreras entre nosotros, de ningun tipo, una mujer abierta, discreta, hermosa por dentro, y si hablamos de afuera...
Dios mio, que caderas, que movimiento, que sutileza.

Unos ojos entre azul y verde que recuerdan "Your Song" de Elton John; un cuerpo endemoniado, decorado con unas tetas redondas, suaves, gloriosas, llenas -casi lo puedo asegurar- de algun tipo de magia; su cintura, por la que caia mi mano flotando al saludarla, podria ser comparada con la curva perfecta que le da la naturaleza a algunas frutas; su abdomen, lleno de memorias y esperanza, no podria estar mejor definido que con flores y pistolas, esos tatuajes matan; sus piernas, breves e inseguras, provocaban una hipnosis en mi, que inevitablemente me guiaba a sus nalgas, firmes, sinceras, que permanecian en el mismo lugar si las sostenia un pantalon apretado o si solo las cubria un bikini pequeño.
Por dentro y por fuera, hermosa, con la que no tuve besos, ni sexo, ni el par de citas. Solo el enamoramiento infantil.

Y mis labios se partieron por no besar los suyos, y mis manos ardieron por no apretar sus nalgas y mi lengua se seco por no bordear sus tetas. Y aun asi mi enamoramiento. Y aun asi tuve una aventura con ella.
Publicar un comentario