20 de octubre de 2009

Yo pedo y ella con suerte...

-¿Me haces un favor? -Le dije-. ¿Le entregas esta pluma al mesero?
-Si -contesto amable-, claro.
-Ahora que si quieres hacerme un favor mas grande aun -dije, pensando en que lo peor era que dijera que si-, puedes anotarme tu telefono.
-Es que -dudo un poco- acabo de perderlo.
-Yo tambien -saque de la manga el truco, un paso antes de rendirme- perdi mi celular, por eso te pido el tuyo.
-Ok -se rio bastante-. ¿Donde te lo anoto?

Y asi es como la conoci...

¡Que bonita gente trabaja en el Chai!
Publicar un comentario