6 de noviembre de 2009

Deal with it

Puedes, por idiota engañarte a ti misma y por ardida engañarme a mi, pero jamas podras engañar a... ¿como le llamaba ese hijo de puta? ¿Margarita? Si, a ella no puedes mentirle.

Nunca, nadie va a llenarla tanto como yo.
Publicar un comentario