5 de noviembre de 2009

¡A leer al parque!

Me detuve en el famosisimo "rojo" (parque de la revolucion), solo para ver a las 3 chicas que regalaban Caballitos, una de ellas adornada con un par de senos, desos no enormes pero si redondos, que mas que excitar, invitan, no tan cachondos, si tan bonitos. Lo curioso es que de pronto -cuando la chica se fue y pude usar mi mirada para otras cosas- puse atencion en todo lo que pasa al rededor y deje de lado mi correccion del Publico por un buen rato.

Vi parejas peleando, parejas besandose, una chica comiendo bombones con chocolate y llorando a la discre, dos vendedores peleandose por un sitio, una chica desas tipo novia de chaca hablando por nextel y diciendole que lo queria pero que no podia ser, dos tipos haciendose caras como ligadoras, una chica muy joven con un bebe en brazos, imagino que era su hijo, en fin...

Vi de todo y por todos lados y no volvi a tomar el periodico, me quede enajenado en el vacio del todo, que fue demasiado interesante.
Publicar un comentario