9 de diciembre de 2009

Gracias.

Incluso las botellas vacias que deberian ser basura estaban colocadas en el lugar correcto. Mi cuarto estaba tan perfecto que dormi en el piso y con otra pijama para no mover lo que tu acomodaste. No queria tocar nada. Fue como morir y entrar al cielo.

Toda mi "sabiduria", mi "ingenio" y mi "cultura general" desaparecieron, convirtiendome asi, en un animal, volviendome a lo mas primitivo al desnudar tus tatuajes y remarcarlos con mi lengua. Media vida me paso por los ojos al besar tu espalda, y me di cuenta de que he buscado cosas que no son mias, e incluso luchado por ellas, cuando lo que de verdad vale la pena y lo que me merezco estaba ahi, frente a mi, con sus ojos cerrados, en toda su gloria, esperando que me atreviera.

Y me atrevi a tomar ese beso que tanto espere al vivir contigo cada dia en el cafe, solo lo tome, porque sabia que era mio.

¡Te adoro!



"Quedate hoy, quedate mas, y si no puedes llevate la soledad..."
Publicar un comentario