3 de enero de 2010

Frases de Vinagre y Rosas

Acortate la falda nueva.
Esta noche estrena libertad un preso.
Desde que no eres mi juez, tu vudu ya pincha en hueso.
Puritana de salon.
No mires atras que ya no estoy.
A los 20 escape por las malas del pie del altar.
La hormiguita murio, la cigarra se caso con otro.
Me sacaba la lengua en lugar de enseñarme a besar.
Antes de que tiñiera Noviembre mis habitaciones.
Vine a Praga a romper esta cancion por motivos que no pienso explicarte.
Las olas me empujaban a dejarte, por darte la razon
Si hay que pisar cristales, que sean de bohemia, corazon.
A olvidarte otra vez en cada esquina, bailando entre las ruinas por desamor al arte de regarte las plantas de los pies.
Que me quieras y luego te arrepientas.
A mi boda fueron todas menos tu.
Te mereces un novio poeta.
No me pidas que muera por ti, lo que queda de mi se subasta a la mejor postora.
No me obligues a hacerte la ola, sigue sola tu camino.
No me canso de hablarte aunque pronto mi voz suene a grano de arroz repetido y desampararte es jugar a los juegos de azar del olvido.
Nada amanece, todo envejece.
Y no se de que modo dejar de adorarte sin duelo entre nunca y quien sabe.
Rompiendo mi promesa de no volver a verte ni en pintura.
A jugarme a los dados nuestra suerte.
Y quiero prometerte ser libres como dos versos tachados del dictado de la revolucion.
Virgen de la amargura, devuelveme la vida.
El rey murio en el campo de batalla, la reina se ha pasado al enemigo, yo no me cuelgo mas que la medalla de no saber contar, menos contigo.
Te vas y no te vas y cuando vienes, rezo para que los trenes se equivoquen de estacion.
Lo malo del despues son los despojos.
Lo atroz es no querer saber quien eres, agua pasada, tierra quemada.
Las canciones de amor que no quisiste andan rodando ya por las aceras.
Cuando al punto final de los finales, no le siguen dos puntos suspensivos.
La cancion que estoy cantando empieza en otras canciones y acaba en un hospital.
Siempre voy a tenerte que agradecer que hayas sido conmigo tan embustera.
Has despejado mis dudas y has conseguido que aprendiese a ser un perfecto Judas, desde la J a la S.
Gracias a ti he sabido que la verdad es solo un cabo suelto de la mentira.
Las mujeres que se van, se quedan en el camino.
Por mucho que me duela, debo admitir que otras me ven sin ropa.
Solo dire que te quiero si es a punta de navaja.
No se puede afirmar que me engañaba cuando me mentia.
Mejor no equivocarse, no me pidas jamas lo que no doy, ya sabes como soy.
Abrazos que se mueren por volver.
Me gusta imaginar que me engaño cuando se despedia.
Me busque, te perdi.

¡PUTO GENIO, SABINA!
Publicar un comentario