23 de marzo de 2010

Carta levemente desesperada

Tal vez esto te parezca un poquito precipitado, pero no puedo evitarlo. Desde la primera vez que te vi -hace 20 minutos-, quede prendado de tu sonrisa, aunque no logre verla muy bien, ¿usas brakets?
No importa, lo que importa es que tus ojos, cafes o azules, son hermosos y las dos veces que me has visto de frente, me puse muy nervioso.


En fin, que a lo que quiero llegar es a que me siento enamoradisimo de ti y me gustaria saber si tienes tiempo de cenar con mi familia esta noche para formalizar esto y ponerle una fecha al compromiso.


P.D. Mi mama tiene muy buenas ideas para los nombres de los niños.
Publicar un comentario