6 de abril de 2010


"Con el anhelo dirigido hacia ti, yo estaba solo en el rincon del cafe, cuando de pronto oi unas alas batir, como si un peso comenzara a caer... se va, se va, se fue."


Un tango de fondo que me imagine, ni siquiera existia, pero estaba ahi. Como todo lo que durmio ayer conmigo, ilusiones, sueños, ganas, inocencia, nada estaba... pero estaba ahi, pegadito, abrazandome...
Me contradigo a mi mismo por esto que siento, no soy coherente con mis planes y mis palabras, pero en fin, cada que me pasa es igual y no me arriesgo porque termina igual.




Cada vez que salto vuelvo a caer al mismo lugar...
Publicar un comentario