28 de abril de 2010

Mi matrimonio, Rebeca Garcia y el sexo.

"La relacion entre 3 factores de una misma ecuacion resulta siempre equitativa de uno a otro, por lo menos en mi vida; esto es: A afecta a B, como B afecta a C"


Una vez me comprometi a cuidar de una mujer, respetarla, honrarla, amarla y esas cosas. A lo large de esa relacion -la mas duradera hasta hoy-, me paso de todo; tanto alegrias como tristezas, llantos, sonrisas, una que otra mentira, mucha pasion, etc... al voltear hacia atras y analizar muchas situaciones, me doy cuenta de que -como el resto del mundo- cometi muchos errores y pase por alto demasiadas faltas de respto, alegando "ceguera amatoria"; hoy reconozco la falta de madurez de mis veinti2 años y la estupidez de creer saberlo todo, tambien provocada por la inexperiencia de aquellos años.
A mis 20y6, despues de un largo tiempo de no conocer o reconocer en ninguna mujer, aquello que me hiciera interesarme en llegar a algo mas serio, he encontrado a quien me provoque las ganas de volver a andar ese camino agreste, jugar el juego de nuevo, pues. Su nombre: sinceridad, complicacion nula, sonrisa eterna, inmadurez adulta,confianza... todo menos un nombre de pila, que le queda corto a la brevedad de su metro y 59 de estatura.
Por lo fallido de mi matrimonio, guardo muchas cosas que a veces no recuerdo; antes las daba sin dudar, hoy tengo mis reservas. Se que no es justo juzgar a todo el genero femenino por los dolores causados por una sola mujer, pero no se evitar el recuerdo porque las cicatrices ahi estan. Ya no duelen, ya no las siento, pero ahi estan. Confiar de nuevo, abrirme de par en par, me resulta casi imposible, sin embargo cada dia trato de hacerlo y ella me ayuda mucho, cada que abro los ojos en la mañana con su cabeza sobre mi brazo y su mano en mi espalda, cada que despierta para besarme, cada que veo su cepillo de dientes que vive en mi baño, junto al mio. Sonrio y me siento menos perdido, veo que hay un camino para seguir. Pero tal vez juntos.
El sexo nunca fue problema para mi, hasta que se convirtio en algo mas profundo, en una comunion, en un extra menos importante que besar o hablar o sentir. Cambio para mi, hace mas o menos un año y 1/2, cuando mi matrimonio termino y quise revolcarme con la primera puta que pasara frente a mi. No pude. Tiempo despues -cuando pude-  supe que ya no era solo sexo lo que me interesaba, que le faltaba algo, que estaba vacio. Llevo ya tiempo sin sexo por esto, y cuando lo practico, pierdo algo; no se que es, pero arruino las amistades, se va el interes y olvido rostros y nombres de mujeres por las que luche y que al tenerlas, simplemente no vi nada mas en el horizonte, no hubo mas futuro y nos perdimos.
Publicar un comentario