18 de abril de 2010

Que no quiero que huya...

A veces mi inteligencia deja mucho que desear... esto es:

Existen ciertos momentos en que pienso que "tal idea" es lo mejor que puede seguir a lo que esta sucediendo en "tal momento" y -como siempre- hago y luego pienso.
Esta mañana fue asi, las cosas estaban, se sucedieron y dije "¡claro que es buena idea!" para despues pensar "¡que mal te viste! ¿en que estabas pensando?"

En fin, creo que arruine las cosas.

Pero en fin, hay cosas buenas en casi todo. Este fin de semana se me acumulo toda la mierda que le pueda pasar a una sola persona, sin embargo logre salir -con un chingo de lodo, raspones y heridas profundas- airoso de la situacion y aprendiendo que una cosa tan pequeñita puede voltearte el mundo y hacerte olvidar todo lo malo y salir a la calle sonriendo. Aunque al final creo que ya me cai del pedestal, por lo menos ya no cai en el profundisimo hueco oscuro donde estaba antes de que pasara todo esto.

Que estos 15 dias han sido importantisimos. Que estoy sonriendo. Que, si te importa, me hiciste descansar al dormir, cosa que ya no sabia como se hacia.

"Y ahora lluvia… dime que no fui tan solo una aventura,
que piensa en mi como yo en ella,
dime cuando parara la lluvia en mi corazón"
Publicar un comentario