28 de abril de 2010

Serenata timida.

Cristina:
Al escribir estos versos puse mi timidez a un lado,
puse el corazon, puse el alma y me puse colorado.
Disculpa mi timidez, no hay modo que la venza,
es que ser vergonzozo, me da un poco de vergüenza.

¡Les Luthiers rifan rudisimo!
Publicar un comentario