28 de mayo de 2010

De cuando en cuando

Tomamos algo en algun sitio.

Yo tambien estoy bien, gracias. La via no ha sido facil o simple -que son dos cosas distintas- pero he aprendido a dejar el sufrimiento atrapado en lo que escribo para que no afecte mi vida fuera del papel, que es muy poca.
Del sexo no me preguntes; ya no lo recuerdo como solia ser contigo, ahora lo practico solo. No niego haberme enredado con alguna mujer en este tiempo, pero la pasion que desato en ellas tiene un precio. Es muy alto. Solo un par lo han pagado. Solo tu lo has llevado hasta el final. Hasta las ultimas consecuencias.
Sentir... si, lo recuerdo; amar tambien. Son cosas que no creo poder olvidar, cariño, sin embargo ya no se como se hacen. No por esto he cambiado, he crecido, si, pero cambiado no. Sigo creyendo que en algun momento va a llegar quien me recuerde lo que soy pero no encuentro por haber enterrado tan profundo luego de tu partida.
No soy un corazon roto como Adriana me llama; tampoco soy reductivista como lo asegura Casandra, ni me gusta sufrir como dicen Paola, Marcela y Mariana. No intento justificarme, pero soy escritor. Conozco vidas mas atormentadas, y alguna vez escribo sobre esas vidas, pero la mia me da lo suficiente para escribir asi y no cambiaria un segundo de mi dolor por nada en el mundo.
No, si puedo dejar mi soledad, es solo que no quiero, me ha dado tanto que cada que conozco a una mujer que tenga ese brillo en los ojos que amenaza con compañia, la dejo o provoco que me deje.
Seguro si vuelves todo seria igual y doleria aun mas tal vez... si, pero al menos no estaria solo.
Publicar un comentario