Ir al contenido principal

3

La veo como cierra la puerta y empieza a llorar, acaba de dejar a la niña en la escuela y volver a casa es un fastidio, no lo entiende y deja las llaves sobre la mesa.
En la cocina parece ahogarse en sus propias lagrimas y se prepara algo de comida antes de irse a trabajar; lo dificil no es descifrar como llego hasta este punto sino como es que vive permitiendose estar asi, no lo entiende y deja medio sandwich sobre la barra.
Sube a su carro y maneja maquillandose, nadie entenderia que llore si vieran que lloro, es la mujer perfecta con el esposo ideal y la vida envidiable y tiene pensamientos estupidos sobre como sera su muerte y quien llorara en su funeral, pero mata las ganas de estrellarse pensando en su hija, no puede dejarla sola y por fin entiende algo.
Su dia transcurre como cualquier otro martes:
finge las mismas sonrisas, cubre los mismos dolores con los mismos gestos, le dice que no al mismo tipo que la acosa.
Cuando vuelve del trabajo pasa por la niña a casa de su padre, discuten sobre la decision que tomo de quedarse a vivir con su esposo, y como una niña de 7 años encaprichada de una muñeca, sale de ahi casi tirando la puerta, no lo entiende y deja a la niña en el asiento trasero.


Pone a la niña en la cama y la besa como cada noche para volver a su cuarto y ver que el no ha vuelto y el rio que corre por sus ojos se desborda de nuevo dejandola dormir entre recuerdos de haber sido una niña tan feliz jugando a ser mujer, no lo entiende y deja la tele encendida.
Cuando el se acuesta a su lado, ya de madrugada, ella esta soñando con lo que siempre quiso ser y hacer y con todo lo que amo. Incluyendome.


Fuimos juntos mucho tiempo, pero pareja oficial con un titulo, solo un par de horas, las mas cortas.
A veces, cuando hablamos, siento un poco de dolor por haberla dejado pasar y estoy casi seguro de que ella tambien piensa en como hubiera sido. Me atreveria a decir que cree que seguiriamos juntos.
Porque, aun al dia de hoy, no tuvo un enamorado tan fiel ni un amante tan devoto, no lo entendio y me dejo parado sobre mis propios restos.
Con el temor de volver a verla y comiendome las uñas, le hablo de encontrarnos de nuevo. Ilusiones puras. Jamas lo concretamos. Pero no puedo, no quiero y no debo jamas olvidar aquella mañana en su cama, hace ya tantos años, casi diez, en que, sin estar dentro de ella, sin sexo, fuimos felices haciendo el amor. 

Y me dijo adios.
1 comentario

Entradas populares de este blog

La respuesta correcta:

MUJER BLANCA: Tengo el culo gordo?
TU: No mi amor, como crees?
ELLA: Ay yo pienso que un poquito, pero gracias, te amo.


MUJER NEGRA: Tengo el culo gordo?
TU: Si, mi amor
ELLA: De veras amor? Ay, te amo! Eres lo maximo!

RIESGO AL DAR OTRA RESPUESTA: Llanto, ausencia de sexo, vas a gastar mucho en contentarla y te vas a tardar, e incluso hasta te madrea!

De cumpleaños y esas cosas

Los cumpleaños son, para mi, un suceso digno de trauma. Esto se debe a que según van pasando los años me quedo mas solo.

Demostrado está en el hecho de que, cuando era joven y guapo, me llovían llamadas de felicitación a partir de las 12 de la noche. Llovían. Y nunca entendí eso de las 12 de la noche si yo nací a las 6:25 de la mañana pero en fin, es tu día y el día para los listillos empieza a las 12. En mi último cumpleaños me llamaron mi ex, Alan y mi mamá para decirme algo de viajar a CDMX. No juntos. Alan me llamó para felicitarme, Mónica para quedar y llevarme a Damián y mi mamá para lo del viaje... en fin que, como explicaba, es terrible darte cuenta de esto.

En el lado amable de las cosas, conforme pasan los años también me doy cuenta de que aquello que yo solía llamar “la depresión del mes antes de mi cumpleaños auspiciada por la sensación de ir perdiendo importancia para el resto del mundo” se ha ido reduciendo significativamente, de un mes a 3 semanas, 2 semanas, 1 semana; …

La moneda

El macho-man que "manda en casa" pero pide permiso para salir a su mujer.
El rompe-corazones que coge todos los días con una distinta pero se lanza de un edificio a los 44 por no encontrar el amor.
La feminista que lucha por igualdad de género pero deja al marido por que no puede ser el pilar económico de su casa.

Vernos y voltear la mirada y fingir que nuestros ojos no se comen a besos las piernas del otro.
Estar siempre acompañados y sentirnos tan solos.
Irse a fiestas como jóvenes y tener sueño a la 1.

El doctor del seguro social que te receta algo mas que no sea paracetamol.
El corazón roto pero sonriente que perdona a la que lo rompió sin siquiera despeinarse.
La prostituta que de un día para otro cambia de oficio por uno menos arriesgado.

Decirme que soy el mejor esposo y cambiar la historia dos noches después para pedirme que me vaya.
Decirte que voy a estar bien sin ti y estarme hundiendo por haber roto lo único bueno que he conseguido en la vida.
No decirnos nada al…