8 de julio de 2010

Soldado

Cuando ella se fue, termine hundido en aquel hoyo militar pensando que asi me libraria de su recuerdo, manteniendome ocupado con los hijos de puta que se convertirian, por giros de la vida, en mi familia.
Jamas imagine que nos llamarian. Que la neutralidad del pais ya no existia y podiamos ser llamados como "refuerzos".

REFUERZOS        refuerzos                                                  REFUERZOS
               ReFuErZoS                         sozreufer                     refuerzos                    re-fuerzos
                REFUERZOS                                            RE fuer ZOS                                  reFUERzos

Curiosa palabra... sobre todo tomando en cuenta que nos pusieron en la linea de fuego apenas desembarcamos.

Guardaba su foto en mi mochila, que siempre mantuve cerrada para no verla. Una noche decidi recordarla y tome la foto en mis manos. Ni el ruido de las granadas, ni los ataques aereos de los que escape solo por suerte, ni ver caer a mis hermanos muertos, mutilados por minas frente a mi, nada sino esta foto me hizo llorar. En la primera explosion solo pude tomar mi pistola y mi mochila y salir corriendo, disparando a las siluetas que cruzaban mi camino sin saber el color de sus uniformes o caras, o si eran enemigos...

Despues de reagruparnos, volvimos al campamento buscando sobrevivientes y encontrando solo restos del lugar ya consumido por las llamas que el enemigo encendio para confirmar su superioridad, tanto numerica como estrategica. Mis animos estaban por los suelos, me acerque al lugar donde estaba mi bolsa de dormir, moviendo cuerpos calcinados para buscar su foto. Fue inutil, todo era cenizas y muerte.
Era pasar una noche ahi y seguir camino al siguiente dia para tomar la colina a medio dia y atrincherarnos. Seguro los pobres diablos que hacian guardia se quedaron dormidos y fueron los primeros asesinados.

Solo senti un frio paralizador en la espalda, acompañado de un ruido ensordecedor. No recuerdo mucho, estar tirado en el suelo sin poder hablar, sin escuchar nada, sin poder moverme. Asi fue como termine en esta silla de ruedas; me explicaron que alguien piso una mina que el enemigo dejo por si volviamos -superioridad estrategica- y que un pedazo de metal se clavo en mi espina dorsal, matandome de la cintura para abajo y de la cordura para arriba.

Quede inutilizado para la batalla, por suerte estaba lejos de la explosion, de otro modo no podria contar esto. Me regresaron en un avion a mi casa, me dieron una carta y una medalla y me agradecieron en nombre del pais, de mis compañeros y del gobierno al que apoyamos. "Que Dios me bendiga".

DIOS       dios                                                  dios                 DIOS         di-os
             zoib                     DIOS   dios                           dio-S
       dios                                                  diOS                                                 DIOs
                        DIOS                                                                zoib

Dios no existe, Dios nos abandono esa noche, estaba ocupado con cosas mas importantes. Para mi, hoy, Dios esta tan muerto como mis piernas, inutilizado de la conciencia, asi ya no nos carga a nosotros. Y que la iglesia me ataque por esto que digo me daria risa porque Dios me bendijo segun la carta que me entregaron ellos, los que si existen, los que me devolvieron a casa, si, pero que me dejaron a mi suerte, loco, confinado a ver el mundo pasar desde mi ventana sin poder saber que se siente volver a vivir.

Ella nunca volvio. ¿Que idiota lo haria?
Se entero de lo que me paso por amigos comunes que de vez en cuando me visitaban, me escribio un par de cartas, la primera para decirme que estaba feliz de que estuviera vivo; la segunda para pedirme que ya no le escribiera.
Publicar un comentario