5 de agosto de 2010

A medias

Cuando el frío llega y se desnuda en medio de ustedes dos.
Cuando el se va y tu te das cuenta de tu soledad.
Cuando la soledad te carcome los huesos.
Cuando nada te pesa a la mañana siguiente porque no hubo fiesta, antro o amigos.
Cuando no tienes alcohol en las venas.
Cuando las sangre te hierve por buscar una pelea.
Cuando las palabras no bastan para sacar tu ira.
Cuando el odio te llena y se disfraza de amor.
Cuando te confundes, te vacías, haces el amor, te excitas, te masturbas, te vienes, te mueres, te duermes, tiemblas, no le respondes los “te quiero”.

Ahí es cuando me extrañas y me necesitas.

Cuando mas asco y mas ganas de salir corriendo me provocas, ahí es cuando me necesitas.
Publicar un comentario