6 de septiembre de 2010

¡Coño, Zapata!

Si yo tuviera tus ojos, saldría de aquí, para ir por ti, volver, y ver la lluvia juntos.


Tomar un café, viéndonos, mientras callados, nos contamos cosas, mientras te aburres y me dejas...
Publicar un comentario