11 de septiembre de 2010

De Noelia

Perdona si huele un poco a cerrado, hacía mucho tiempo que nadie se alojaba aquí, y menos para quedarse. Abreme bien de puertas y ventanas. Que corra el aire, que entra la luz. Ponte cómodo, que estás en tu casa. Yo, por mi parte, lo he dejado todo dispuesta para que no quieras mudarte ya más. Puedes dejar tus cosas aquí, entre los años que te busqué y los que te pienso seguir encontrando. Encontrarás que sobra algún tabique emocional, que falta alguna neurona por amueblar y que echas de menos alguna reforma en fachada y estructura. Dime que tienes toda la vida y voy pidiendo presupuestos.


¡Su blog suyo de ella aqui!
Publicar un comentario