31 de octubre de 2010

Hola, carino:

Tal vez te confundas...

Si estas pensando que soy un tipo serio y responsable que haria de tu vida un paraiso y que maquillaria tus mañanas de rubor rojizo, creo que confundiste las cosas.

Si llegaste a pensar que iba a amarte y cambiar mi mundo por ese amor y dejar de lado mis vicios y problemas, creo que no nos entendimos bien.

Nunca te hable de quedarnos juntos, ni proximas semanas, ni portarnos bien, ni bonitas historias de amor en las que, por mas que intentes demostrar lo contrario, tu aun crees.

El problema de la gente como tu -aunque se que te molesta que conozca a la gente de tu tipo-, es que se toman las cosas como entienden, sin preguntar antes si lo que estan pensando es lo correcto. Tengo una regla basica en mi vida: NUNCA HACER SUPOSICIONES. La gente que las hace, como tu has pasado el tiempo haciendolo conmigo, termina enojada con todos porque lo que entendio es su verdad final y no hay explicacion que les haga entender que las cosas no son de tal o cual modo.

Si estas pensando que voy a salir corriendo a buscarte, mujer, estas a kilometros de la realidad. No te convengo. Esperas demasiado de la gente y yo soy de esos que no dan nada. Por lo menos no a proposito.

Si estas pensando que respondere mensajes o correos, tal vez fui demasiado lejos en lo que te hice creer, que no confundir con lo que QUISE hacerte creer, cosas muy distintas, la primera la supusiste tu, la segunda era la verdad.

Tal vez, y solo tal vez, un lunes aparezca frente a ti, como antes... pero siendo otro. Con mis tatuajes, mi necedad, mi cinismo y mi encanto, mis ganas de no entender la vida, mi barba descuidada y mi cabello ya crecido. Y tal vez, que lo dudo, entiendas que la felicidad no esta en el futuro, cielo, esta en el hoy.

No, ya no "tambien te quiero", pero gracias por quererme.
Publicar un comentario