2 de octubre de 2010

No se de como besa

No se de como besa, pero de como habla, puedo decirles montones de cosas... con pasion, sin freno, como si fuera el ultimo dia y lo que no dijera hoy fuera a morir con ella, desperdiciado, entonces lo dice todo, aunque seuene a telenovela, aunque de un toque de ridiculo... ella habla con las ganas en la lengua, con el amor en los dedos cuando me habla escrito, con el fuego en los ojos cuando no me dice nada.

No se de como besa, pero me estoy muriendo por saberlo y a ella simplemente le apasiona que la desee y no ceder. En lo mas minimo. Ella no cede ni afloja las penas, se las guarda para si con tantas ganas, que el dia que salgan seguramente me van a romper la madre en un beso.

No se de como besa. Bueno, lo se poquito, lo se con una caricia en su cara con mis labios, muy leve, suave, casi sin sentir. Yo no queria besarle, mujer, yo estaba ahi frente a ella, ella aposto con Zapata y yo ahi, asistiendo como un espectador a mi propio sueño sin poder vivirlo, sin pasion, sin ganas, sin amor, sin fuego, muerto. Estaba fuera de mi, parado junto a nosotros, viendonos juntar nuestros labios, pero no besandonos. O al menos yo no la besaba, yo nos veia en el aparato de la estupidez. La de ella por besarme por una apuesta, la mia por no quitar de golpe la boca a ese beso.

Hay muertos que no hacen ruido y es mas grande su penar.

Cuando volvi a mi cuerpo y entendi que habia pasado, una parte de mi se habia muerto, no alcanzo a entrar y lo intentaba constantemente, pero ya no podia. Me habia muerto como otras veces, pero esta vez mas grande, mas inteligente, mas maduro, con menos pasion que las otras veces. Siempre que me muero, regreso como si nada hubiese ocurrido. Pero esta vez no pude. Se me habia muerto un pedazo de nosebienque y estaba callado, sentado ahi con una sonrisa fingida y con las ganas de correr en los pies.

No se de como besa porque arregle olvidarlo y asi fue. Lo olvide por completo. No sabria contar nada sobre ese lunes en la banca de la orilla que da hacia el estacionamiento de la universidad, donde ella, parada frente a mi, me tomo de la cara y se llevo mis labios a la boca como un bocadillo de atun.
Publicar un comentario