12 de noviembre de 2010

Boletos de $20 pesos.

Tiempo estimado de llegada al estadio: 30 minutos.
Tiempo real: 1:20 horas.

Aficionadoquenocabedelaemocion: "¡Pero que promocion, $20 pesos el boleto, hasta voy a invitar a mi hermana, esta repinchibaratisimo!"

Despues del problema inmenso de estacionamiento porque TODOS quieren quedar cerca, de quedar lejisimos, y de haber pagado $60 de los del aguila, por fin te estacionas, bajas felizmente, con la mirada agradeciendole al cielo por el boleto de promocion de $20 pesitos y te tardas años en entrar, pero no importa, vas a conocer el estadio Omnilife y a ver jugar al equipo del pueblo.
Despues de las filas y la cantidad de gente, estas en tu asiento, sonriendo aunque el partido lleve ya unos minutos de haber empezado porque tu hermana se tardo un chingo arreglandose... arreglandose ¿pa' que chingaos? van a ver un partido de futbol, no a modelar, pero en fin. Tienes a tu equipo jugando ahi, frente a ti, metiendole garra, echandole los kilos, "¡HAGALA!", "¡NO, BUEEEENO!", gritas emocionado cada acercamiento, le mientas la madre al arbitro y hasta te abrazas con algun desconocido si cae un gol.

Empieza la sed... te diriges con una sonrisa inmensa a comprar chunches. Lo interesante es que no te pierdes ningun detalle del juego por las pantallas que hay a lo largo de toda la instalacion y sonries aun mas porque hasta en tu escala tecnica en el baño, hay pantallas.
"Otra fila, chingao", pero no importa tampoco, estas en el estadio Omnilife. Llega por fin tu turno de comprar.

Aficionadocontento: Me da 1 refresco, 2 bolsas de papitas, una chela, unos nachos y dos chocolates de esos, por favor.
Doñavendedora: Si, joven, aqui tiene.
Aficionadoansioso: Gracias, ¿cuanto es?
Doñavendedora: $215 pesitos.
Aficionadoconfundido: ¿cuanto, perdon?
Doñavendedora: Doscientos quince pesos, joven.
Aficionadomasconfundido: ¿Nomas de esto?
Doñavendedora: Si, joven.
Aficionadoestupefactoconsensaciondehabersidorobado: ...aqui tiene. ¿Gracias?
Doñavendedora: ¡Andele, joven, pasela bien!

Regresas a tu asiento consternado por lo acontecido. Te tomas la cerveza de a traguitos como en bule pa' que te dure toooodo el partido, aunque se caliente. "De pendejo pago por otra chela". Tu hermana esta feliz por el refresco y los chocolates y tu estas deseando que, por el santisimo Chicharito, no se lo acabe y quiera otro porque quedaste de salir con una chava en la noche y no quieres ir con $30 pesos.
Volteas a ver la bolsa de papitas que te estas empinando de a una por llegada del Bofo, y ves la pinche carita de Sabritas con la sonrisota de "pendejo", y le mientas la madre. "¡Chingas a tu madre, pinche sabrimono feliz lleno de pinchi no mames aire!".

Empieza el segundo tiempo y, despues de otra idita al baño que tardo horas porque a todo el mundo le empieza a reventar la vejiga en el medio tiempo y deciden ir todos juntos como viejas, terminas comprando otra cerveza y decidiendo que vas a ir mejor a la casa de la morra a platicar ahi afuerita y le llegas con dos Cocas de medio litro y unos Faros.
Total, se acaba el partido, te apuras pa' salir en chinga y en tu mente, a pesar del mal sabor de boca de que tu equipo no jugo como debe o puede jugar, estas pensando en que en cuanto dejes a tu hermana en la casa y te vayas a comprar las Cocas y los Faros, despues de una intensa platiquilla, vas a estar chocando los carritos con aquella perversa que tantas ganas tienes de darte, al cabo su mama llega hasta las 12:00 a la casa.

Error.

En tu mente estaba la idea de que ibas a llegar al carro a las 10:10, subirte y manejar felizmente por Periferico hasta las 10:40 a tu casa y de ahi, ¡a la gloria!
Sin embargo, tu corazon se estruja cuando te das cuenta de que son las 11:00 y apenas vas tomando el Peri, que esta atascado de pinches carros hasta donde tus ojos alcanzan el horizonte... "Pinchi Vergara, no pinches putas vergas mames, cabron!".
Llegas a tu casa a las 11:59. Ya le hablaste pa' decirle que no vas a poder ir porque el carro nomas no jala. No puedes decirle que no vas a verla por un partido de las Chivas, tu rebaño sagrado.

Sentado en tu cama, lleno de frustracion haces el recuento de los daños.

Aficionadoestrujado: $40 de los boletos, $275 de las chucherias, $60 del estacionamiento, $20 del viene-viene, $30 de los cigarros que compre antes de entrar y $15 de las Cocas que me quitaron al entrar porque "nomas puedes tomar pinchi Chiva-cola ahi adentro". ¡NO MAAAAAMES! ¡CUATROCIENTOSPUTOSCUARENTA PESOS! ¡CON ESO ME PONIA UNA PEDOTA Y HASTA TRAGABA AQUI EN LA ESQUINA CON DON CHUY!

¡CHINGO A MI MADRE SI VUELVO A IR, PINCHI VERGARA, OJALA QUE SE TE CAIGA UN PINCHI HELICOPTERO O YA DE JODIDO QUE TE ATRAGANTES CON UNA PINCHI ALITA EN TU PINCHI PALCO, CULERO!

Y asi, jovenes, es que se explica la asistencia cada vez mas mediocre a los partidos del EQUIPO DEL PUEBLO en su estadio nuevo de pasto falso...
Publicar un comentario