4 de noviembre de 2010

MUSA

Desde que deje de soñar, sueño contigo,
desde que me faltan las ganas de no tener ganas de nada,
ahora que tengo todo lo que quiero, llegas tu
con todo eso que no necesito y me hace falta y no es mio.

Del abecedario de tu espalda es de donde robo cada una de las que escribo,
con el olor de todos los olores que vive entre tus piernas
es con el que inspiras lo que hablo sin hablar
cuando estas en mis brazos y no te escucho respirando.

Desde que te veo dormir no duermo,
mis noches se llenan de luz negra y brillas fosforescente,
brillas en mi cama por tu ausencia, presente cada noche,
con actitud de princesa cruel que bien podria dejarme colgado con la cuenta de este enamoramiento.

Ahora que ya no soy el mismo pero me parezco
busco en tus pezones el tacto y el gusto que perdi en tu cabello,
¡que me encierren a mi porque el delito es mio!
tu hazme las visitas conyugales pertinentes y no te olvides traerme frio.

Te sabes mia sin dueño, ajena y de mi propiedad,
te gozas para mi en un baile tan tuyo,
envuelto en tu diagnostico psicoclinico,
¿que mas te da si soy tu cura o alimento tu insanidad?

Te escribo de viva voz, tu me escuchas de puño y letra,
para hablarles de ti tendria que buscar otro universo,
en este nadie me creeria que amantes que somos,
no entenderian que me matas y me das vida con tu cadera.
Publicar un comentario