30 de enero de 2011

La puedo contar muchas cosas

No he sido una buena persona,
he roto casi todos los mandamientos que invento la iglesia para tener a la gente como robots,
he hecho las cosas que otros no han querido hacer por mil razones,
he cometido casi todos los pecados que te dicen que no cometas,
he pasado casi todos los limites de lo establecido,
me he peleado con toda la gente que te dicen que no te pelees.

Pero tambien he aprendido de cada error, de cada fallo... y puedo decirle que, en este momento, puede confiar en mi, en que se que mcho de lo que he hecho no era necesario ni justo y mucho menos merecido; aunque no me arrepiento, las cosas son como son y aprendi a respetar ciertas reglas que yo mismo me puse. Una de ellas, casi la mas importante, es que a una persona como usted no se le juega chueco.

Si lo lee en mis blogs usted, imagine cuantas personas mas lo leen. Automaticamente se valida como algo a lo que me comprometo.

Puede desnudarse de miedos y quedarse cerca que yo me desnudo de mentiras y le hablo derecho.

En todos los sentidos.
Publicar un comentario