4 de marzo de 2011

Xochimilco Blues.

Quisiera poder llorar por esto. Tu me enseñaste a llorar, ¿te acuerdas?
Sabia tan bien soltar un par de lagrimas de vez en cuando... para sentir que aun sentia. Hace un par de años que no lloro. Desde la ultima vez que no recuerdo bien pero, seguramente, lloramos juntos.

Quisiera poder corresponderte. Sin embargo creo que eres una estupida. Mira que despedazarme y dejarme ver como lo disfrutabas, pisotearme y despues lamer la suela de tu zapato para saborear mi dolor... y luego, cuando logro recuperarme, venir a decirme que me amas y que estas dispuesta a hacer todo lo que sea necesario porque te de una oportunidad. ¡Carajo, hay que ser idiota!

Los hijos que no tuvimos estan muertos ya. Solian ser tan felices esperando a que tomaramos la decision... o esperando ese error que lograra convertir sus sonrisas en realidad. Hoy ya ni los conozco. Nuestros hijos se convirtieron en tus hijos y los mios, por separado. Jamas permitiria que mis hijos tuvieran una madre como tu. Ahora que lo veo asi, no se como coño se me ocurrio un dia pensarlo.

Me duele... no sabes cuanto. Pero no me duele por mi sino por ti, en todo el esplendor de la estupidez con la que decidiste cubrirte. ¿Que has cabiado? que te lo crea quien no te haya conocido. Yo, que te conozco de todo y de siempre, no me lo creeria aunque tuvieras un certificado en tus manos.

Lo mas dificil fue entender que tu manera de abusar del alcohol es lo que te hacia "amarme". Despues de comprender eso, todo fue pan comido. Sobria y con tus amiguitos y tal, no existia un yo para ti.

Quisiera desearte algo, malo o bueno, solo desearte algo. Pero te me borraste por completo. Esto es lo ultimo que vas a leer que se refiera a ti. Llegaste mas o menos un año y medio tarde... tal vez en ese tiempo, hubiese saltado a tus brazos a decirte que no tenias que prometer nada y que las lagrimas y los ruegos estaban de mas, pero me dejaste conocer -y me involucraste con- la persona que eres verdaderamente. Y da tristeza.

Fuiste muy importante en mi vida en algun momento. Hoy eres simplemente un buen recuerdo de alguien a quien ame y con quien estaba dispuesto a pasar mi vida.

Lo siento mucho, de verdad... gracias pero no, gracias.
Publicar un comentario