25 de abril de 2011

"Hay personas de las que te enamoras al instante de verlas".

Cuando cruzo la puerta, tuve una vision de cielo. No hablo solo de su cuerpo exacto, de su mirada de niña necesitada de ayuda o de sus pasos miedosos. Me refiero a una conexion mas fuerte, al verla entrar con un 8 de Tecate light en las manos, sabiendose dueña del cuarto en el que estaba parada y de todo lo que abarcara su vista, incluyendome en la lista.

El tiempo se paro y mi reloj interno grito desesperado, sabiendo que habiamos caido otra vez. Que no habia pasos a seguir o reglas a respetar. Que no existia forma de negar lo que estaba pasando.

Como a casi todos mis grandes amores eternos, solo la vi un par de veces y no volvi a saber de ella.

Hoy no la extraño pero, despues de besarla, como la necesito conocer para entender que paso y, sobre todo, poder extrañarla como se debe extrañar a un grande amor eterno al que solo vi un par de veces.

Debi olvidarlo todo cuando pude. Era tenerla o tenerla que olvidar.

Pero soy el mismo necio de siempre.
Publicar un comentario