6 de agosto de 2011

Inedita.

Hay cosas en la vida que uno no entiende. Pasan y punto. A veces esas cosas inexplicables que pasan, nos marcan de una forma increible. No se puede venir a querer explicar lo que no se entiende. "Las cosas son como son, la gente es como es y yo soy como soy", dijo una vez el gran Rigo Tovar.

Asi fue conocerla. Como volver a encontrarla despues de años. Como entender porque sigo aqui. Ese sentimiento de "te conozco de siempre aunque te conozca de hace 3 semanas".

Si fumo demasiado cuando quiero dar un beso. "Fijacion oral" creo le dicen. No exagero si cuento que le he visto en sueños y hemos sido felices, cosa poco comun desde hace unos años.

Hoy que lei "...una dama en vias de extincion", en una de las notas que agrego al libro que me dio, senti que el mundo se me caia encima. Fue como un golpe certero a la nuca, de los que matan. Se me metio hasta el fondo por los oidos, cuando le escuche hablando con esa pasion que solo le he escuchado a un par de personas en la vida. Luego continuo su inmersion en mi por la boca, con un beso abreviado y sentido. Fue como un despertador a las 5 de la mañana.

No se lo que pasa. Se menos lo que pasara despues. Pero le veo y siento que me encontrara a "esa persona" que todos buscan. Yo le encontre. Yo le escuche hablar apasionada. Yo le confese mi romanticismo. Mi fatalismo. Yo le invente mil nombres antes de saber el suyo. Yo hice de todo. Pero fue ella la que me beso.
Publicar un comentario