12 de septiembre de 2011

A ella la sedujo el olvido
y le pinto mi nombre en la arena y se sento a esperar un par de horas hasta que la marea subiera y las olas se lo llevaran.



A mi.




A mi me come a ratos el recuerdo.
No mas Romeos ni muertes fingidas ni suertes de problema familiar.
Publicar un comentario