22 de noviembre de 2011

Nota 1

Acabo de despertar flotando sobre un pedazo enorme de madera. No recuerdo mas alla de la tormenta de anoche. No se que le paso al barco, a la tripulacion y a mi mujer. Me desperto el ardor insoportable del sol en mi cara. En la orilla encontre mi baul de libros y cuadernos, por suerte habia empacado una caja de plumas y todo floto sano, seco y salvo hgasta la orilla a la que llegue nadando con mucho trabajo y ayudado por la tabla en la que desperte.
Camine por un buen rato y parece que solo hago circulos, no hay nada a mi al rededor y parece que estoy solo. Espero que este cuaderno de notas me ayud a mantenerme cuerdo. La ultima vez que estuve asi de solo casi me vuelvo loco. Estaba rodeado de gente desconocida y solo mi hija me mantuvo con los pies en el suelo y la mente en claro.

Si ver a una niña que nadie mas veia es tener la mente en claro.
Publicar un comentario