29 de diciembre de 2011

Te quiero tanto.

Justo cuando pensaba que se habia acabado para mi, que ya no habia mas y que esto era todo, que me iba a morir sin probar de nuevo el sabor de enamorarse. Te quiero tanto, mujer.
Y se siente tan bien hablar de reciprocidad aunque haya miedo de las dos partes. Se que no te digo que te quiero lo suficiente. Pero ahora mismo te quiero tanto, mujer.

Gracias por la oportunidad de demostrarte las cosas.

Te quiero tanto.
Publicar un comentario