28 de marzo de 2012

Llevate al ladron.

Dejame en paz a mi, que no soy ni de ojoazul ni de piel ni pinche greñas de miel como al que le hablas tanto.
Dejame disfrutar de mi soledad a mi, que no soy el que te cambia los dias malos por buenos.
Dejame a mi que soy solo hambre, sueño y dolores de cabeza.
Publicar un comentario