4 de marzo de 2012

Me quedo yo

Hay una orgia en mi cerebro que incluye, cada noche, a la mayoria de mis amantes pasadas.
Nunca me gusto decir adioses.
Lo que haya que cobrar, que se cobre. Que a mi lo que menos me importo toda la vida fueron las deudas. Aunque fueran de juego. Aunque fueran de fuego.

Si lo que queda por venir es un conformarse con estos parasiempres pocosinceros y bienintencionados, ¡a la mierda con el mundo y me voy con ella!

Que mi biografo va a preguntarles cosas en el futuro, muñecas, y que mas vale que sepan lo que estan diciendo. Que no ame a mas de dos pero que a todas les hice el amor como nadie y que ahora, cuando "hacer el amor" me gustaria tanto, la expresion me queda grande por que psicologicamente estoy impedido y se refleja fisicamente.

Cuando me he enamorado, por fin, de un intelecto y no un culo y de una forma de pensar y no unas tetas... de una mirada y no unos ojos. Ahora ¿que me queda?

Me queda un poco de ellas, todas, en su plenitud con sus ganas y a su manera; de Orozco, de Perez, de Gutierrez, de Camacho, de Hinojosa, de Dominguez, de Roman. De mi falta de compromiso y su necesidad de verse casadas con un hombre de verdad. Y yo con este sinfuturo de mierda pa' ofrecer.
Publicar un comentario