28 de marzo de 2012

Nota 5

Hubo una playa y un mar especialmente especiales para mi, algo de los tomates, en Vallarta. Cada que me sentaba ahi, con mi cigarrito sin filtro y mis lentes de intelectualoide-mamonete-escribemamadas-quedas, me sentia en otro planeta; no me sentia practicamente, era una mamada pero, me tocaba a mi y no sentia mi mismiedad. No estaba. Lo disfrutaba a chorros y me divertia de lo lindo como enano del Personal.

Pero pronto se me acabo la magia de la compañia maravillosa en la arena y las mentiras en computadoras ajenas. Que tambien se disfruta de lo lindo encontrarle fracturas al paraiso aguardientoso y strawberry-fieldero del amors. Que despertarse acompañado no es siempre plenitud ni escuchar musiquita al verla es estar enamorado.

No voy a decirle a nadie mas que la amo, no por mucho tiempo. Se me hace una palabra inmensa, inmersa en mierderas y pateaculos mentiras.
Pero la playa y esa compañia eran de lo mejor que tenia y cuando volvi, añisimos despues, no habia nada. Eran agua, arena, la casi-siempre-vacia torrecita del salvavidas y su sombrita y un reventar de aire pinche y desgastado como pierna de pirata.

Me volvi a sentar a recordar y no habia tampoco recuerdos. ¡No mames que no me acuerdo de nada! pero ahorita si me acuerdo, cuando ya no quiero por que estoy sabe-chingado-mundo-donde-putas, alimentandome sanamente y con las jetas de los rolins-tons-que-mi-reina en la mente.
Bueno nomas con el hocicote del Jagger-yagas y parale de contar. Pero sigo sobreviviendo duramente y feliz.

No se cuanto llevo aqui, ya perdi la cuenta y ya me quede sin ganas de saber. Igual y ya es un año y todos me dieron por muerto. Ya ni pensar en mi mujer y mis papas. Ya ni acordarme de la bandera porque ¿pa' que?

Espero poder volver un dia y ver que se siente resucitarle a todos y ver sus caras de juat por que el muertito no es muertito y nomas esta barbon y mas flaco.
Publicar un comentario