16 de marzo de 2012

Vieja amiga soledad

Sigue arrastrandose por las calles, casi que parece que el es su propia sombra. Cuando intenta salir de su cueva y levantarse de nuevo detras de alguna falda, parece perseguirla con tijeras para conquistarla y luego despedazarla. Quiere toda la atencion y todo el amor sin dar nada a cambio... Que bonito que seria escuchar un "te quiero" de vez en cuando, aunque fuese fingido. No hay mas que neones fundidos.
Publicar un comentario