4 de junio de 2012

De caca y otros amores raros

Hay pedazos de caca que flotan bonito en los meados. Si te pones a pensarlo y compararlo con pinche gente que nomas esta buscando como partirte el alma y hacerte daño, la caca resulta una obra de arte que debe ser reconocida.
Se le discrimina mucho por ser un acto penoso en el que estamos vulnerables al mundo. Ahi semi-desnudos, con los codos en las rodillas y el smart-phone en la mano. Algunas veces con una pierna entumida.
He de reconocer que, en lo personal, no es algo que me guste hacer, sin embargo lo disfruto cuando no me queda mas opcion.
La caca me resulta equiparable a las mas grandes bellezas del mundo, al conseguir hacernos saber que la "princesa" que vemos tan lejana a nuestro amor y nuestra cama, tambien comete ese acto tan humano y natural. Excepto Belen. Ella si es un pedo angelical que, les aseguro, no tiene ni que bañarse. Ella ya despierta entera como se le ve. Estoy seguro de que si ella intentara reventarse unos tronquitos, no podria.
Publicar un comentario