4 de agosto de 2012

Deseo

Es temprano, el mundo acaba de despertarse y yo le veo sonriendo. Hace meses que no pasaba una mañana como esta, con el sol en las manos y su brillo en mi cara.

He dormido casi nada, la noche fue larga y extraña. Llena de pecado. Llena de deseo. De perversion. Por momentos pense que habia sido un error, que seria lo mejor escaparme de ahi pero luego me vi estos ojos tuyos en tus ojos mios y entendi que el deseo no entiende esas cosas. A pesar de lo que pase seguira siendo deseo en calidad de inexplicable.

Ganas, calentura, atraccion, antojo... estamos vivos y si es que aun algo importa es vivir este presente aqui y ahora.

Es una de esas situaciones. En uno de esos dias. Despues de una de esas noches. Te deseo tanto.
Publicar un comentario