14 de diciembre de 2012

El fin.

24
Diciembre
2012.
 
La energia electrica se reestablecio repentinamente sin un aviso. Como si nunca se hubiese ido. Como si no hubiesen sido 3 dias sin ningun tipo de energia. La gente, aun con miedo, sale a las calles y contempla un sol que parece nuevo. Las redes telefonicas vuelven tambien. Algunos telefonos que fueron bien utilizados conservan un poco de bateria y comienzan a sonar. Llamadas de alivio. Lagrimas de felicidad. Parece que nadie ha sufrido perdidas o daños.
 
Una grabadora en la sala comienza a despertar a todos en el departamento, primero con ruido gris, luego blanco. Luego una voz templada. El locutor parece hacer pruebas para saber si esta al aire. Lo esta. Se puede escuchar la sonrisa en su boca.
 
Nosotros somos los ultimos en despertar y salimos sorprendidos del cuarto. Cada una de las amigas de mi mujer, entre llantos y sonrisas, estan con sus novios. Nosotros entendemos alg omas. Hay que volver al trabajo, hay que dejar la cama, hay que volver a ser normales, hay que ponerse ropa.
 
El mundo no se acaba. El mundo comienza y lo pareciera mas aun por el despertar colectivo que acaba de suceder. Todos sonrien, todos se saludan.
"Buen dia", "gracias", "por favor", buenos deseos generalizados.
 
Yo, desde la cama, miro a Nuestra sentada en la ventana y a mi mujer vestirse. "Se hace tarde, vamos a ver como estan todos, mi mama, la tuya", me dice con emocion. "Vamos" le respondo.
 
No se acabo el mundo, empezamos nosotros. Y vuelve el concepto "humanidad".
Publicar un comentario