Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 28, 2012

Nota 5

Hubo una playa y un mar especialmente especiales para mi, algo de los tomates, en Vallarta. Cada que me sentaba ahi, con mi cigarrito sin filtro y mis lentes de intelectualoide-mamonete-escribemamadas-quedas, me sentia en otro planeta; no me sentia practicamente, era una mamada pero, me tocaba a mi y no sentia mi mismiedad. No estaba. Lo disfrutaba a chorros y me divertia de lo lindo como enano del Personal.

Pero pronto se me acabo la magia de la compañia maravillosa en la arena y las mentiras en computadoras ajenas. Que tambien se disfruta de lo lindo encontrarle fracturas al paraiso aguardientoso y strawberry-fieldero del amors. Que despertarse acompañado no es siempre plenitud ni escuchar musiquita al verla es estar enamorado.

No voy a decirle a nadie mas que la amo, no por mucho tiempo. Se me hace una palabra inmensa, inmersa en mierderas y pateaculos mentiras.
Pero la playa y esa compañia eran de lo mejor que tenia y cuando volvi, añisimos despues, no habia nada. Eran agua, arena…

Llevate al ladron.

Dejame en paz a mi, que no soy ni de ojoazul ni de piel ni pinche greñas de miel como al que le hablas tanto.
Dejame disfrutar de mi soledad a mi, que no soy el que te cambia los dias malos por buenos.
Dejame a mi que soy solo hambre, sueño y dolores de cabeza.