30 de enero de 2015

Acompañamientos

Puedes escribir las palabras mas hermosas,
las que nadie ha hilado, las que no se han pronunciado juntas jamas.
Pero si la melodia que las acompaña no es igual de perfecta,
para hacerle las veces de escote pronunciado a tus palabras,
entonces tu prosa parecera cualquier cosa,
y tu verso sera como un rezo de esos que se le dan a Dios,
que no lo conocen, no lo alimentan, no sirven de nada, ya ni lo adulan,
son solo publicidad.
Y a el, la publicidad le sobra, amigo, no necesita recibir mas.
Publicar un comentario