30 de enero de 2015

Bienes Separados

El perro puedes quedartelo, las frutas y el jarron tambien guardatelos.
Llevate el cenicero con todo y las flores a medio fumar del florero.
Puedes guardarte tu marzo aunque me duela, quedate con octubre de paso.

Solo deja bien doblado mi amor en el cajon y mis recuerdos en la alacena; lo demas es tuyo.

Pero antes de irte apaga las luces, si voy a estar solo, prefiero hacerlo a oscuras.
Publicar un comentario